Datos personales

Mi foto
Barakaldo, Bizkaia, Spain
Friki inconformista, voy por la vida con un complejo de Kamikaze peligrosamente alto. Lucha por lo que te haga feliz, cáete y levántate. Mi conclusión es, que la vida es demasiado corta para hacer otra cosa que no sea vivirla.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Es un asco.

Crees que lo tienes todo, te sientes capaz de cualquier cosa, te duermes con la sonrisa de felicidad más grande que ha existido y te despiertas con la misma cara aunque sea Lunes. Y te da igual todo, te da igual suspender uno o mil exámenes porque sabes que serás capaz de aprobarlos con dieces. Vas saltando de alegría por la calle sin darte cuenta, te dedicas a dibujar y a escribir en tus cuadernos. Eres incapaz de quedarte quieta un solo segundo porque necesitas gritarle al mundo que eres feliz, y sientes que va a ser eterno, pero no lo es. Te despiertas de un día para otro sin ganas de sonreír, ni siquiera tienes fuerzas para pintar una falsa sonrisa en tu cara para finjir que todo va bien, y ya no quieres saltar, ni moverte, ni hablar. Solo quieres llegar a casa para encerrarte en tu cuarto para no salir, miras por la ventana y, ves que el mundo sigue girando fuera de tu pequeño universo, mientras este se derrumba poco a poco. Has vuelto al mundo real y es un asco.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Para siempre no existe.

Si no, voy a acabar olvidándome hasta de mi nombre, o lo que es peor, del suyo.

Pura adicción.

-Eso si, es preciosa, es lo mejor que me ha pasado en la vida, la quiero como, como nunca pensé que iba a querer a una persona, pero ahora se ha ido todo a la mierda, todo.


martes, 21 de septiembre de 2010

Vive


Poner caras feas en las fotos, pasear cogidos de la mano, un beso en el cuello mientras se te eriza la piel, el sonido de la madera al crujir bajo tus pies, caminar bajo la lluvia, decir lo mismo que otra persona justo a la vez y reír, bañarme en el mar, sacarle una sonrisa a alguien que no lo esta pasando bien, que te digan muy muy muy bajito al oído te quiero, ver la luna desde tu cama, darte cuenta de que has tirado la cuchara en la basura y el yogur en el fregadero, cuando escuchas música y escribes a la vez y coincide lo que escribes con la letra de la canción, mirar a los ojos a la gente y ver cómo se ponen nerviosos, ver como se derrite una vela, comer los lacasitos por colores, oler la ropa tendida, mirar el cielo cuando voy andando por la calle, rascarte la marca que te dejan los calcetines, el olor a humedad después de una tormenta de verano, hacer burbujas con la pajita cuando bebes, coger arena con las manos y dejar que se escurra muchas veces, besar lentamente, hacer equilibrio en el bordillo de la acera, romper el papel de los regalos, hacer pompitas con el chicle, darle el dedo a un bebé y que no te lo suelte, mirar al mar, leer las letras de las canciones como si fueran poemas, cortar etiquetas de cosas sin estrenar, dormir cuando llueve, sacarme las zapatillas sin desatarlas, chupar una gominola hasta que desaparece, el olor a gasolina o el de los rotuladores permanentes, tumbarme en la cama recién duchado con el albornoz puesto, reírme de cosas sin sentido que solo mi amiga y yo sabemos, que se conecte la persona que estabas esperando, un mensaje inesperado en el móvil, pisar hojas secas, hacer fotos a gente riéndose cuando quieren salir posando y tú les has hecho reír, encontrarte con alguien que hacía mucho que no veías, por casualidad, encontrar una pelicula que viste de pequeño y que te gustaba mucho aunque ya no recuerdes de que iba o como era.. Y al verla de mayor recuerdes cada parte de la historia y te vas enterando de cosas de la pelicula que no apreciaste de pequeña, comer dulces sin importarte lo mas minimo si engordarás o no, el sonido de la lluvia, comer nocilla con el dedo, despertarme antes de que suene el despertador, decir OK cuando no entiendes lo que te dicen, jugar a ver quien aguanta más sin reírse sin que puedas aguantar apenas 5 segundos, jugar a no pisar las líneas del suelo o sólo pisar las del mismo color, de las gotas al caer, escuchar mi propia respiración mientras tengo los oídos bajo el agua en la bañera o la piscina, salir sin tener nada pensado y pasarlo mejor que si se hubiesen planeado las cosas, correr sin saber en realidad a donde vas, que te dedique una canción, que te sonría, que mientras miras a la otra persona sientas que se pare el mundo, sus besos en tu cuello, que su nick esté dedicado a ti, la sensación de ser capaz de todo solo por tenerle, cada noche que sueñas con él.
Pequeñas cosas que te hacen seguir adelante, pase lo que pase

Miente, ríe, sueña.

En mi opinión siempre hemos vivido rodeados de mentiras, desde que somos pequeños y creemos en "Santa Claus", "El ratoncito Perez" y demás, hasta el "Lo hago por tu bien". Si, mentiras, mentiras y más mentiras, como aquel te amo que te decía, o aquel para siempre, que ahora se ha quedado en hasta nunca. Pero la culpa es nuestra, creemos esas mentiras, una y otra vez. Supongo que todo el mundo necesita creer en algo; Dios, la magia, la ciencia, o como en el caso de la mayoría, las mentiras.





domingo, 19 de septiembre de 2010

El viaje.

+De verdad que no se porque nos empeñamos en empezar las cosas cuando sabemos que están destinadas al fracaso.
-Por que lo más importante en esta vida es el viaje, ni el destino, ni el final, sino el viaje y el trayecto.

foutos. ♥

Amor.




Hay veces en las que te das cuenta de que no eres tan independiente como pensabas, es entonces, cuando descubres, que si él llora, tu lloras, que si él cae, tú caes, que si él sonríe, tú eres feliz. En ese preciso instante empiezas a numerar los pequeños detalles sin importancia que para ti son tanto; el color de sus ojos, de su pelo, como te mira, su olor, su risa, su voz, sus abrazos, sus besos... Y es ahí, justo en ese momento, cuando te das cuenta de que ahora, dependes de él, que sin él, ya nada te importa. Y eso es Amor.

sábado, 18 de septiembre de 2010

paaateettic .♥

-¿Qué haces cuando te decepcionan? Jode de verdad, eh?
+Debes dejar de quererle, para siempre.
-¿Es eso posible?
+No, no lo creo.


viernes, 17 de septiembre de 2010

Lo que no nos mata...



Creía que después de mi error numero 1239 había aprendido la lección, la formula era fácil "no te encariñes demasiado con aquel chico" pero no, lo hice, todo empezó por chat, tuenti, msn, hasta que le vi, y ¿Qué hago? Voy y me lanzo a sus brazos, tonta enamoradiza, no te has encariñado, te has enamorado estúpida! Y ¿para qué? Vive a kilómetros de ti, tienes 15 años, os veréis, ¿Cuánto? ¿Una vez al mes? Y mientras no le ves ¿Qué? Las dudas de siempre. Cuando somos pequeños todo es más fácil, nuestros miedos son inútiles, monstruos inexistentes debajo de la cama o en el armario, mascaras que salían en la película de terror que vimos en casa de nuestros amigos, la vecina de enfrente que parece una mujer malvada, las brujas, pero no las buenas, esas que te dan galletas, nono, las malas, con verrugas y escoba, esas que te convertían en sapos, en cambio ahora... Los miedos han cambiado, ahora son miedos reales, ¿Y si me olvida?, ¿Y si cambia de opinión?, ¿Y si me estoy equivocando? Si, la verdad es que era todo mucho más fácil a los 3 años... Y lo único que podemos hacer para no dejarnos envolver en estos miedos, es recordar, que lo que no nos mata, nos hace más fuertes :)